CINEBLOG.NET

 

Trabajo de fin de carrera en la Escuela de Cine de la Universidad de Nueva York, “Permanent Vacation” supuso el debut de Jim Jarmusch (“Bajo el peso de la ley”, 1986, “Noche en la Tierra”, 1991, o “Dead Man”, 1995) y un temprano pistoletazo de salida del cine independiente americano moderno. “Permanent Vacation” es un contemplativo paseo por una Nueva York desolada que puede exasperar; pero también es un inteligente, aunque aún un tanto inmaduro, discurso en torno a los motivos conceptuales y estéticos que marcaron la carrera posterior de Jim Jarmusch (la soledad y el aislamiento, la música, la literatura, el colorido apagado, el cine japonés, desiertos paisajes urbanos, …). “Permanent Vacation” es un inhóspito retrato psicológico en torno a un personaje que funciona como representante de toda una generación (la que creció en los desencantados 70, entre el idealismo de los 60 y la alegría de los 80) que no encontraba su lugar en el mundo; una película que parece regocijarse en la nada, en el vacío y en la tristeza.

Allie (Chris Parker) es un joven, aficionado a Charlie Parker y la melancolía filosófica, que vive en un cochambroso piso de Manhattan. Por sus calles encontrará personajes de lo más variado que lo guiarán en sus elecciones vitales.

Jarmusch se rodeó de amigos y compañeros de la Escuela como su novia la cineasta Sara Driver (en labores de dirección y producción), el músico y actor John Lurie (que también compuso las bandas sonoras de “Extraños en el paraíso”, 1984, o “Mystery Train”, 1989) o Tom DiCillo (director de fotografía y futuro realizador de “Johnny Suede”, 1991, o “Vivir rodando”, 1995); para demostrar sus ganas por hacer cine, por expresar ideas y plasmar intereses en la gran pantalla, por diseccionar la sociedad y explorar las posibilidades del lenguaje cinematográfico. Y es que “Permanent Vacation” esconde tras sus feas y frías imágenes (a veces casi surrealistas), y su humor negro, un mensaje de amor hacia ese ‘vivir diferente’, al margen del movimiento normal de la sociedad, en ‘vacaciones permanentes’.

 

– Para amantes del cine independiente más minimalista.

– Imprescindible para interesados en la historia del cine independiente americano.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies