CINEBLOG.NET

 

Rodada poco después de la entrada de EE.UU. en la II Guerra Mundial (tras el ataque a Pearl Habour en diciembre de 1941) y ambientada en una batalla sucedida solo un año antes; “Sahara” es indudablemente un film propagandístico, que exalta el valor de los aliados y convierte a los nazis en despreciables monstruos sin corazón ni honor. Pero también es un excelente film de hazañas bélicas, con un argumento original, modélicamente realizado, estupendamente interpretado y con un valor histórico incuestionable. El especialista en films de aventuras exóticas Zoltan Korda (“Las cuatro plumas”, 1939, “El ladrón de Bagdad”, 1940, o “El libro de la selva”, 1942) imprime una fuerza y un ritmo que hacen que se pueda disfrutar 80 años después. Además la aspereza y la virilidad sensible del mítico Humphrey Bogart encajan a la perfección en una historia repleta de testosterona, acción, drama y suspense.

Tras la caída de la ciudad de Tobruk (Libia), un pelotón de distintas nacionalidades reunido alrededor de un tanque y comandado por el sargento mayor Joe Gunn (Humphrey Bogart), emprende la retirada hacia el sur, a través del desierto.

Como en muchos otros films bélicos, este retrato de la campaña del Norte de África también está vertebrado por el compañerismo y la amistad entre una serie de hombres obligados a entenderse. Épica fotografía en blanco y negro del gran Rudolph Maté (director de clásicos como “Con las horas contadas”, 1949, o “Cuando los mundos chocan”, 1951; y responsable de la iluminación de obras maestras como “La pasión de Juana de Arco”, 1928, o “Gilda”, 1946) que capta a la perfección la belleza letal del desierto. Además cuenta con una emocionante banda sonora del ganador de 3 Oscars Miklós Rózsa (“Ben-Hur”, 1959) y una sencilla pero efectiva concepción artística de Eugène Lourié (“El monstruo de tiempos remotos”, 1953). A pesar de que en realidad se encontraban en una situación similar, Zoltan Korda (director y guionista) da una visión distinta de los alemanes y de los italianos (un pueblo bajo el yugo de un dictador y que ansía ser liberado).

 

– Para coleccionistas de clásicos del cine bélico.

– Imprescindible para estudiar la retroalimentación entre cine y guerra.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies