CINEBLOG.NET

 

Aunque el subgénero denominado ‘neo-noir’ (cine negro moderno) puede extenderse a los films criminales y policíacos de los años 60 que heredaban ciertos códigos visuales y temáticos del cine negro clásico (“Lemmy contra Alphaville”, 1965, de Jean-Luc Godard, “A quemarropa”, 1967, de John Boorman, …); no fue hasta los años 70 (impulsado por el desencanto y la crisis de valores que provocaron en EE.UU. el fracaso de los ideales hippies y el ‘escándalo Watergate’) cuando se comenzó a considerar un género con identidad propia gracias al éxitos como “Harry el sucio” (Don Siegel, 1971) o “Chinatown” (Roman Polanski, 1974). “La noche se mueve” fue una de las pioneras en adaptar a la sensibilidad moderna la estética (iluminación contrastada, llamativos ángulos de cámara, …), los conceptos (ambigüedad moral, historias laberínticas, …) y demás elementos (‘femme fatale’, la joven díscola, …) del cine negro de los años 40.

Harry Moseby (Gene Hackman) es un ex-jugador de fútbol americano que ahora trabaja como detective privado. Harry recibe el encargo de localizar a la hija de una actriz en declive.

Curtido en la televisión de los 50, Arthur Penn había desarrollado una carrera en la que reflexionaba críticamente, con dotes de artesano cinematográfico, en diversas vertientes de la contracultura, ayudándose de géneros populares como el biopic (“El milagro de Ana Sullivan”, 1962), el cine de atracos (“Bonnie and Clyde”, 1967) o el western (“Pequeño Gran Hombre”, 1970). Así el cine negro resultaba un entorno perfecto para las intenciones de Penn, utilizando la figura del eterno perdedor con columna vertebral de un amargo thriller sobre la decadencia, la corrupción y la ambición, cargado de diálogos afilados, situaciones intrigantes y personajes carismáticos. Magnífica interpretación de Gene Hackman (aún reciente su Oscar al mejor actor por “Contra el imperio de la droga”, 1971), que aporta humanidad y dignidad a su personaje. Secundado por un plantel lleno de caras conocidas (Melanie Griffith, James Woods, Kenneth Mars, …).

 

– Para interesados en una las décadas más interesantes del cine americano.

– Imprescindible para amantes del cine negro (clásico o no).

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies