CINEBLOG.NET

 

Primera de las cinco colaboraciones del prolífico director Herbert Ross (“Sueños de seductor”, 1972, o “Elemental, Dr. Freud”, 1976, o “La chica del adiós”, 1977) con el exitoso dramaturgo y guionista Neil Simon (“Descalzos por el parque”, 1967, “La extraña pareja”, 1968, o “Un cadáver a los postres”, 1976); “La pareja chiflada” es una divertida comedia, con cierto tono dramático, que tiene sus mejores bazas en unos ingeniosos diálogos cargados de mala leche, una inolvidable pareja protagonista (secundada por muchas caras conocidas) y su nostálgica pero aguda mirada hacia la fama y el mundo del espectáculo (en particular a las parejas cómicas). Como en los dúos cómicos que homenajea, “La pareja chiflada” basa gran parte de su comicidad en la contraposición de dos personajes repletos de diferencias aparentemente irreconciliables (pero que en el fondo siente aprecio uno por el otro); además de hablarnos de una manera agridulce del paso del tiempo, de la vejez y las distintas maneras de afrontarla.

Willy Clark (Walter Matthau) y Al Lewis (George Burns) eran una antigua pareja cómica de vodevil que se separó años atrás porque ya no se aguantaban. Once años después Ben (Richard Benjamin), sobrino de Willy, pretende volver a unirlos en un último show.

Curtido en el teatro de variedades, estrella de la radio y habitual actor cómico de los años 30, George Burns volvió al cine (tras casi dos décadas paseando su humor por los platós de televisión) con 79 años; logrando el Oscar al mejor actor secundario y reviviendo su popularidad del pasado. Aun sin tener una marcada personalidad cinematográfica, Herbert Ross demuestra su buen oficio alejando con habilidad el film de sus orígenes teatrales, e imprimiendo una agilidad y un ritmo destacables. Y aunque en “La pareja chiflada”, Neil Simon sustituye sus habituales urbanitas ciudadanos medios por antiguas estrellas del entretenimiento, el film también se centra en esas debilidades que nos hacen imperfectos pero también humanos. Construyendo unos personajes con los que empatizar, creíbles, entrañables y divertidos.

 

– Para interesados en la comedia americana de los 70.

– Imprescindible para amantes de las parejas cómicas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies