CINEBLOG.NET

 

El guión de “The Man from Earth” supuso la última obra de Jerome Bixby, autor imprescindible de la ciencia-ficción que hizo sus pinitos en el cine con “El terror del más allá” (1958) o “Viaje alucinante” (1966); célebre por el relato corto “Es una buena vida”, adaptado por Joe Dante en uno de los más recordados segmentos de “En los límites de la realidad” (1983). “The Man from Earth” es buena ciencia-ficción antropológica, filosófica y sin efectos especiales; un relato sostenido en sus diálogos que intriga y entretiene gracias a un ingenioso argumento, el creíble trabajo de sus actores (con caras conocidas de la fantasía y el terror como Tony Todd o William Katt) y una sencilla puesta en escena de Richard Schenkman (curtido en series B de los 90 como “Angel 4: Undercover”, 1994) que nos acerca más a sus personajes.

Un grupo de amigos intenta averiguar porqué el profesor de historia John Oldman (David Lee Smith) ha decidido dejarlo todo e irse. John les confiesa que nació en el Paleolítico y que tiene 14.000 años.

Rodada con un presupuesto ínfimo (unos 50.000 dólares) y una vida escasa en salas comerciales, “The Man from Earth” tuvo cierta repercusión en festivales especializados, pero terminó convirtiéndose en un fenómeno de culto gracias al ‘boca a boca’ (Schenkman agradeció públicamente su distribución clandestina por medio de torrents). Schenkman y el difunto Bixby (murió en 1998, poco después de terminar el guión) enganchan al espectador durante hora y media dosificando las sorpresas, los giros y las buenas ideas en un cerebral ejercicio de ciencia-ficción plagado de temas interesantes (religión, historia, madurez, …). “The Man from Earth” es un film para reflexionar, un ejemplo de como la ciencia-ficción puede tratar conceptos como la condición humana; pero también es un fascinante relato de fantasía que homenajea el arte de contar historias y reflexiona sobre la capacidad de creer y fascinarse. Schenkman y Emerson Bixby (hijo de Jerome) escribieron y rodaron una secuela de inferior calidad: “The man from Earth: Holocene” (2017).

 

– Para coleccionistas de premisas argumentales irresistibles.

– Imprescindible para amantes de la ciencia-ficción sin acción ni efectos especiales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies