CINEBLOG.NET

 

Después de recolectar premios por todo el mungo gracias a su cortometraje “La anciana y las palomas” (1997), el director (guionista, animador y hasta compositor) francés Sylvain Chomet dio el salto al largometraje con este entrañable y ácido homenaje al cine mudo, donde la parábola social, la crítica a la cultura consumista estadounidense y el humor negro se dan la mano para lograr uno de los más originales films de animación de las últimas décadas. “Bienvenidos a Belleville” es el reverso tenebroso de las producciones de Disney (con varios guiños), con sus historias de heroísmo sin fisuras y sus atractivos y jóvenes protagonistas. Chomet es más profundo conceptualmente (nos habla de la vejez, la fama, la pobreza, …), su animación es mucho más atrevida (un prodigio de expresiones faciales y lenguaje corporal) y sabe equilibrar a la perfección la emoción con el humor sin fórmulas preconcebidas.

Cuando un ciclista es secuestrado en pleno Tour de Francia, su abuela Madame Souza, acompañada de su rechoncho perro, emprenderá un viaje hasta Belleville (una combinación de Montreal y la Nueva York de principios de siglo) para rescatarlo.

Chomet desarrolla su amor por la comedia física (se atrevió con un guión de Jacques Tati: “El ilusionista”, 2010) por medio de unos caricaturescos personajes tan expresivos como divertidos, tan grotescos como carismáticos. Metafórico, sarcástico e incluso surrealista, el estilo de Chomet nos traslada a un mundo alegórico genialmente representado (entre claustrofóbico y tenebroso), donde un argumento de thriller criminal sin apenas diálogos se convierte en una extravagante aventura repleta de referencias cinéfilas. Su cuidado uso de las luces y las sombras, su buen trabajo de ‘cámara’ (ángulos, encuadres, …) sus tonalidades terrosas y una estupenda banda sonora (mezcla la música clásica con composiciones originales como el tema ‘Belleville Rendez-vous’, nominado al Oscar) elevan el interés de este particular clásico moderno de la animación. Un genial ejemplo de que la animación para adultos no tiene que estar cargada de sexo y violencia.

 

– Para amantes de las historias surrealistas de espíritu crítico.

– Imprescindible para coleccionistas de los mejores largos de animación.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies