CINEBLOG.NET

 

El debut oficial del maestro del terror italiano Mario Bava (“Las tres caras del miedo”, 1963, “Seis mujeres para el asesino”, 1964, o “Semáforo rojo”, 1974) inauguró el cine gótico italiano armado de una siniestra fotografía en blanco y negro (obra del propio Bava), su medieval diseño de producción y un argumento que combina con originalidad la brujería y el vampirismo. Basada libremente en un relato corto de Nikolai Gogol, con “La máscara del demonio” Bava revisita el cine de terror de los años 30 y 40 por medio de una puesta en escena plagada de magníficos encuadres y movimientos de cámara; y con un nuevo lenguaje cinematográfico que ponía el énfasis en la explicitud de las imágenes (todo un escándalo en los aún mojigatos 60), demostrando el interés del director por el contenido violento. “La máscara del demonio” se convirtió en un tremendo éxito internacional y en un fenómeno de culto en EE.UU., influenciando a cineastas de varias generaciones, de Roger Corman a Tim Burton o Rob Zombie.

En la Moldavia de 1630, Asa y Javuto, una pareja de amantes, es condena a muerte por brujería. Pero antes, Asa lanza una maldición a su hermano, responsable de su ejecución.

Lirismo, horror, sadismo y sensualidad se dan la mano en esta producción de bajo presupuesto que convirtió a la británica Barbara Steele en icono sexual del cine de terror de Serie B (“El péndulo de la muerte”, 1961, de Roger Corman, “Vinieron de dentro de…”, 1975, de David Cronenberg, o “Piraña”, 1978, de Joe Dante). Bava logra una atmósfera opresiva alimentada por secuencias inolvidablemente aterradoras y toda una serie de elementos inquietantes y sórdidos (castillos, pasadizos, telarañas, tumbas, niebla, torturas, …); además de un ágil ritmo beneficiado por el montaje del veterano Mario Serandrei. Puede parecer algo ingenua para los aficionados al terror moderno menos exigentes, a los sangrientos asesinos psicópatas y los efectos especiales; pero “La máscara del demonio” es un hito del género, una magistral (técnica y artísticamente) pieza clave en la historia del cine.

 

– Para interesados en el cambio de paradigma en el terror de los 60.

– Imprescindible para amantes del terror gótico.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies