CINEBLOG.NET

 

Aunque el pistoletazo de salida de la tercera ola de películas de zombis puede considerarse “28 días después” (2002), como ya ocurriese con “La legión de los hombres sin alma” (1932) y “La noche de los muertos vivientes” (1968); fue “Amanecer de los muertos” el film que terminó de definir y reciclar los códigos del cine de muertos vivientes contemporáneo. Escrita por James Gunn (“Guardianes de la galaxia”, 2014), “Amanecer de los muertos” es un remake de “Zombi” (1978, segunda entrega de la saga de George A. Romero”) que sustituye el suspense del film original por acción rabiosa como herramienta para conectar con las nuevas generaciones, menos preocupada por profundizar en la psicología de los personajes y en su condición de parábola socio-política. Pero eso no quita para que gracias al buen pulso del debutante Zack Snyder (“300”, 2006, “Watchmen”, 2009, o “El hombre de acero”, 2013), su cuidada producción o un reparto perfecto en sus roles, sea fácil sumergirse en este espectáculo frenético de supervivencia y disfrutar con esos zombis tan hambrientos como ágiles.

Ana (Sarah Polley) es una enfermera que un día se despierta para darse cuenta de que el mundo se ha sumido en el caos, los muertos se están levantando de sus tumbas. Junto a otros supervivientes se atrincherarán en un centro comercial.

Desde su vibrante inicio y sus estupendos títulos de crédito (con unas intenciones similares a los de “¿Quién puede matar a un niño?”, 1975) aderezados con la épica amarga de Johnny Cash, hasta su adrenalínico clímax persecutorio; todo está rodado de manera impecable, entretiene y a veces sorprende, divierte y pone los pelos de punta, sirviendo como digno homenaje y como demostración de que el terror y la acción combinan bien. Como en los films de Romero, en “Amanecer de los muertos” no solo encontramos acción y violencia, sino que explora una serie de situaciones que ponen en evidencia la supuesta ‘civilización’ de la condición humana, mostrándonos como los miedos y las miserias surgen en condiciones límite; convirtiendo a los demás supervivientes en el verdadero peligro.

 

– Para asistir al nacimiento artístico de uno de los gurús del cine comercial del siglo XXI.

– Imprescindible para amantes del cine de terror repleto de acción.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies