CINEBLOG.NET

 

Existiendo tantas películas en torno a las paradojas temporales y sus implicaciones, era extraño que nadie hubiese llevado ya al cine el fundamental relato corto de viajes en el tiempo “Todos vosotros, zombies” (1959) de Robert A. Heinlein (autor adaptado también en “Con destino a la luna”, 1950, o “Starship Trooper”, 1997). Al menos hasta la llegada de los hermanos Spierig (“Los no muertos (Undead)”, 2003, “Daybreakers”, 2009, o “Saw VIII”, 2017), amantes insobornables del cine de género que construyen (como realizadores, guionistas y productores) un laberíntico y tramposo thriller a base de dramas personales, crímenes de sangre y saltos en el tiempo. Además de contar con el que es probablemente el mejor argumento de viajes en el tiempo de la historia, los hermanos Spierig consiguen dotar al film de una agilidad y una atmósfera (próxima al cine negro) que enganchan al espectador; sin olvidarnos de la buena dosificación de elementos que van configurando una trama repleta de sorpresas y giros de guión.

Haciéndose pasar por camarero, un agente especial (Ethan Hawke) dedicado a controlar las infracciones temporales escucha en el bar la historia de porqué un escritor utiliza el seudónimo de ‘la madre soltera’.

Pero “Predestination” no solo es un entretenido thriller de ciencia-ficción (sin apenas efectos especiales), con buenos actores y una solvente realización, sino que también trata (aunque sin profundizar excesivamente) temas tan diversos como la maternidad, la identidad sexual, la salud mental o el terrorismo; enriqueciendo una narración que a veces parece ralentizarse en exceso. A pesar de cierto tono reflexivo (y de su título), más que un discurso sobre el destino, un paradójico estudio psicológico o un ensayo filosófico (sobre el carácter existencial de los viajes temporales); “Predestination” es un divertimento, inteligente y alejado de los cánones convencionales del género (por su turbia historia, su sombría ambientación y sus extravagantes personajes), que mantiene la intriga durante todo el metraje y asegura un buen puñado de ‘ohhhhs’.

 

– Para amantes del más tramposo cine de ciencia-ficción.

– Imprescindible para interesados en los viajes en el tiempo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies