CINEBLOG.NET

 

Como uno de los más importantes cineastas del Neorrealismo italiano, el director, actor y guionista Vittorio De Sica (“Umberto D.”, 1952, o “Dos mujeres”, 1960) suele ser recordado por la célebre “Ladrón de bicicletas” (1948); pero años antes ya se había convertido en uno de los fundadores de esta vanguardia europea con “El limpiabotas”, un crudo y emotivo retrato de las calles de una Roma herida material y socialmente por la II Guerra Mundial. “El limpiabotas” es un conmovedor drama social que, al contrario que el cine de Roberto Rossellini (“Roma, ciudad abierta”, 1945), se centra en el aspecto más humano de la deprimente situación en que se encontraba Italia tras la guerra (fue rodada pocos meses después de la rendición alemana); pero manteniendo ese estilo próximo al cine documental, con su áspero blanco y negro y una puesta en escena sin adornos superficiales.

Giuseppe (Rinaldo Smordoni) y Pasquale (Franco Interlenghi) son dos jóvenes limpiabotas que sueñan con tener un caballo. Para conseguir el dinero comenzarán a hacer negocios en el mercado negro.

Vittorio De Sica logró un film que cumplía todos los postulados del Neorrealismo (retrato de las clases más desfavorecidas, austeridad técnica, actores no profesionales e improvisación, la prevalencia del contenido antes que la imagen o su condición de instrumento de concienciación y denuncia), mostrándonos con sinceridad y compromiso un deprimido entorno urbano repleto de injusticias, miseria y discriminación. “El limpiabotas” es amarga y tierna, trágica pero verosímil, un relato desolador que utiliza el punto de vista de la infancia para simbolizar la pérdida de la inocencia de toda una nación (un continente o incluso el mundo), que tiene que ver como sus sueños son pisoteados por causas que los superan; pero también es un film ágil, cuya narración nunca cae en lo contemplativo o abstracto, con gran valor histórico y cinematográfico. Aunque en forma de ‘Premio Especial’, “El limpiabotas” fue la primera película en lograr un Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

 

– Para amantes del cine realista.

– Imprescindible para cinéfilos interesados en la historia del siglo XX.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies