CINEBLOG.NET

 

Tal vez las películas para todos los públicos hayan existido desde los primeros compases del 7º Arte, pero no fue hasta los años 50 cuando nació el propiamente dicho ‘cine familiar’, diseñado para entretener a las primeras hornadas del ‘Baby Boom’ estadounidense a la vez que a sus padres. Además de casi monopolizar la industria de la animación con sus clásicos inmortales, la Disney también tuvo un papel fundamental en la constitución del cine familiar gracias a excelentes films de aventuras como “La isla del tesoro” (1950), “20.000 leguas de viaje submarino” (1954), “Los hijos del capitán Grant” (1962) o “Los robinsones de los mares del sur”, un colorido (brillante fotografía en Technicolor de Harry Waxman) y entrañable espectáculo repleto de piratas, acción, animales, náufragos, comedia, paisajes exóticos (fue rodada en la isla de Tobago) y buenos sentimientos. “Los robinsones de los mares del sur” se convirtió en una de las grandes superproducciones de la Disney (la más cara en acción real hasta la fecha) y en el mayor éxito de la taquilla estadounidense de aquel año.

Tras naufragar durante un viaje a Nueva Guinea, una familia suiza va a parar a una pequeña isla. Allí construirán un nuevo hogar mientras esperan que los rescaten, aunque pronto se darán cuenta que no están solos.

Dirigida con oficio por el británico Ken Annakin (“Al otro lado del puente”, 1957, o “El día más largo”, 1962) y basada libremente en una popular novela del siglo XIX; “Los robinsones de los mares del sur” traslada la premisa argumental de “Robinson Crusoe” (1719) a un entorno familiar, añadiendo una serie de improbables aventuras y de ingeniosos artefactos que restan realismo pero incrementan la diversión. Y es que como es habitual en el ‘cine de islas desiertas’, uno de los grandes alicientes del argumento es ver como los náufragos se enfrentan a un entorno hostil, alejado de la civilización a la que están acostumbrados, con lo que tienen a su disposición; lo que aquí se convierte en un ameno festival de elaborados mecanismos y ocurrentes inventos.

 

– Para amantes del mejor cine de aventuras para toda la familia.

– Imprescindible para interesados en el cine clásico familiar.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies