CINEBLOG.NET

 

Con una experiencia de más de dos décadas en el mundo del video-clip (para bandas como R.E.M., Smashing Pumpkins o Red Hot Chili Peppers), el duo de realizadores Jonathan Dayton y Valerie Faris (“Ruby Sparks”, 2012, o “La batalla de los sexos”, 2017) debutaron en el cine con esta divertida y conmovedora comedia dramática sobre las siempre difíciles relaciones familiares y su papel en la configuración de nuestras personalidades. La ágil puesta en escena de Dayton y Faris, su fluidez narrativa y su brillante estilo visual, se convierten en el perfecto acompañamiento del inteligente, emocionante y oscarizado guión de Michael Arndt (que fue fichado por la Pixar, firmando el libreto de “Toy Story 3”, 2010); el cual mezcla con frescura y profundidad temas tan variados como las drogas, la filosofía, la depresión y el suicidio, la muerte, la pérdida de la inocencia, el conflicto generacional o la crítica a una sociedad dominada por el culto a lo artificial, superficial y material.

Un matrimonio en crisis (Toni Collette y Greg Kinnear); su hijo en huelga de silencio (Paul Dano); su hija pequeña (Abigail Breslin) que quiere ganar un concurso de belleza; un abuelo (Alan Arkin) rebelde y heroinómano; y un tío deprimido (Steve Carrell), especialista en Marcel Proust. Juntos emprenden un viaje de Albuquerque a Los Angeles.

“Pequeña Miss Sunshine” es una ‘road movie’ alegórica (la vida como una desvencijada furgoneta a la que hay que empujar cada vez que se para y que recorre largas y solitarias carreteras), que reúne en un espacio reducido a una serie de personajes que rompen con los estereotípicos roles de la familia nuclear tradicional, creando una incisiva parábola social que nos pone del lado de los raros, los diferentes y los inadaptados; lo cual no se habría logrado sin un excelente plantel de actores tan creíble como heterogéneo. Tal vez sea demasiado moderna, amarga o bienintencionada para ser una obra maestra; y puede que no guste su curiosa mezcla de humor negro, crisis existenciales, drama familiar y gags; pero es de esos films que te hacen sentir bien.

 

– Para los que quieren reír, emocionarse y llorar.

– Imprescindible para aficionados a las comedias dramáticas familiares.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies