CINEBLOG.NET

 

El insobornable interés del director, guionista, productor y actor Jacques Tati por la comedia física de los grandes humoristas del cine mudo provocó que le resultase difícil encontrar financiación; aunque tal vez por eso sus únicos cinco largometrajes cinematográficos se cuenten por joyas únicas del cine. Así, aún siendo su última obra para la pantalla grande, la despedida se su icónico personaje Monsieur Hulot (“Las vacaciones de M. Hulot”, 1953, “Mi tío”, 1958, y su obra maestra “Playtime”, 1967, el film que terminó de arruinarlo) es un excelente y arriesgado ejercicio de estilo, tan preciso y ambicioso como sus otros films. “Trafic” es una comedia inteligente, pero un tanto difusa y lacónica, donde Tati vuelve a profundizar en la alienación provocada por los avances tecnológicos propios del ‘mundo moderno’; esta vez centrándose en uno de los grandes fenómenos del siglo XX: los automóviles, el culto alrededor de ellos y el consecuente tráfico.

El film sigue a M. Hulot (Jacques Tati), un diseñador de automóviles que ha de ir de París a Amsterdan con un Renault 4 que el mismo ha preparado con numerosos gadgets. El viaje será más accidentado de lo esperado.

Tati vuelve a lograr un brillante espectáculo visual repleto de ingeniosos gags que explotan su talento para el lenguaje corporal y la sátira; cuidando mucho la iluminación, el sonido y la música, que crean un entorno perfecto para la entrañable torpeza del desgarbado Hulot. “Trafic” es una divertida ‘road movie’ con espíritu de parábola social (además de ciertos paralelismos con la carrera del propio Tati, un camino plagado de problemas), donde las nuevas tecnologías, creadas para facilitar la vida, se convierten en un impedimento constante para que el ser humano logre sus fines. Todo un despliegue de caricaturas, ironía y equívocos varios que volvieron a ser ignorados por crítica y público; y que solo con el tiempo han sido puestos en el lugar que merecían, como una de las escasas oportunidades de disfrutar con la genialidad de Jacques Tati, un autor a la vez anclado en el pasado y adelantado a su tiempo.

 

– Para completistas de uno de los grandes cómicos del siglo XX.

– Imprescindible para amantes del humor físico y la crítica al mundo moderno.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies