CINEBLOG.NET

 

El primer largometraje de Guillermo del Toro (“El espinazo del diablo”, 2001, “El laberinto del fauno”, 2006, o “La forma del agua”, 2017), con su cuidado diseño artístico y su oscura historia, se convirtió en uno de los grandes triunfadores del año en el circuito de festivales especializados (Fantasporto, Sitges, …), además de convertir al mexicano en uno de los más prometedores autores del cine fantástico y de terror. Y es que “Cronos” es un excelente drama de terror salpicado de cierto humor negro (grotesco incluso); una original aproximación al mito vampírico (sin nombrar el término en ningún momento) donde del Toro vuelca unos intereses temáticos (religión, ciencia, fantasía, …) y estéticos (su elegancia, la importancia de las sombras, su gusto por los artefactos, …) que luego desarrollaría en su filmografía posterior.

El film comienza contándonos como un alquimista del siglo XVI crea un pequeño aparato capaz de conceder la vida eterna. Cuatrocientos años después, el anticuario Jesús Gris (Federico Luppi) encuentra el extraño artilugio, lo que cambiará su vida para siempre.

Del Toro consigue crear una interesante mitología que se mueve entre la mística religiosa y la revisitación de los monstruos clásicos de la Universal; logrando además un destacable estudio psicológico cimentado en una serie de alegorías sanguinolentas que establecen un puente entre la condición vampírica y la humana (además de en la interpretación del siempre excelente Federico Luppi). Impregnada de influencias que van de la Hammer a Dario Argento o David Cronenberg, “Cronos” esta llena de referencias, guiños y retales de los gustos de del Toro, pero sabe combinarlos en un conjunto ingenioso y personal capaz de atraer a crítica y público; con una puesta en escena entusiasta e imaginativa que explota al máximo los medios con los que contaba y un argumento con debilidades pero cargado de magia, emoción, intriga, encanto y horror suficiente para mantenernos frente a la pantalla hora y media. Del Toro tenía aún mucho que aprender, pero demostró que sabía como hacer una película.

 

– Para los que solo conocen al Guillermo del Toro de “Hellboy” o “Pacific Rim”.

– Imprescindible para interesados en cine vampírico diferente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies