CINEBLOG.NET

 

Mezclando premisas del cine de terror kafkiano con temas y ambientación ciberpunk, el irregular pero siempre personal director de culto Shinya Tsukamoto continuó (tras los cortos “The Phantom of Regular Size”, 1986, y “The Adventures of Electric Rod Boy”, 1987) desarrollando su monstruosa y retorcida visión de la relación entre el hombre y las máquinas. “Tetsuo, el hombre de hierro” (‘Tetsuo’ se traduce literalmente como ‘hombre de hierro’) es un perturbador e incómodo ‘tour de force’ de Tsukamoto (dirige, escribe, actúa, produce, monta y se ocupa de la fotografía y la dirección artística) que lo convirtió en uno de los autores más venerados en el circuito de festivales especializados en cine de género; una producción underground de bajo presupuesto rodada en 16 mm (con un blanco y negro de influencias expresionistas) que desarrolla un discurso fetichista y malsano apoyándose en unas potentes imágenes y unos imaginativos efectos especiales artesanales.

Tras atropellar a misterioso hombre conocido como ‘Fetichista del Metal’ (el propio Tsukamoto), el protagonista (Tomorô Taguchi) comienza sufrir extrañas mutaciones metálicas.

Mirándose en el surrealismo enfermizo de David Lynch (“Cabeza borradora”, 1977) o en el concepto de ‘Nueva Carne’ de David Cronenberg (“Videodrome”, 1983), Tsukamoto propone un viaje pesadillesco cargado de humor negro, gore y fusión carne-metal que funciona como una reflexión perversa y desconcertante en torno a la sociedad moderna (tan alienante como enervante) y la importancia de las nuevas tecnologías (su poder en la sociedad capitalista). Radicalmente experimental y extrañamente fascinante, “Tetsuo, el hombre de hierro” puede ser vista como una parábola existencialista para estómagos fuertes; una aleación imposible entre el totémico metal y el endeble cuerpo humano, entre géneros cinematográficos y texturas visuales, entre intereses conceptuales y referencias culturales. Tsukamoto rodó dos secuelas interesantes pero inferiores (“Tetsuo II: El cuerpo martillo”, 1992, y “Tetsuo: The Bullet Man”, 2009).

 

– Para interesados en el cine experimental de bajo presupuesto y mucha imaginación.

– Imprescindible para amantes del ciberpunk más perturbador.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies