CINEBLOG.NET

 

Vapuleada por la crítica y adorada por el público, el debut en la dirección a cuatro manos de Eric Bress y J. Mackye Gruber (guionistas de “Destino final 2”, 2003, y creadores de la serie “Kyle XY”, 2006-09) se convirtió rápidamente en uno de los grandes éxitos sorpresa del siglo XXI. Y es que mientras que los ‘entendidos’ arremetieron contra el primer papel dramático de Ashton Kutcher y la confusa trama, los espectadores se dejaron llevar por el encanto y la falta de pretensiones de este entretenido thriller de ciencia-ficción que mezcla los traumas infantiles, el drama familiar, los viajes en el tiempo, el cine universitario y el romance con mucho acierto comercial. Bress y Gruber te mantienen pegado a la pantalla gracias a un ritmo ágil y numerosos giros de guión, mientras te dedicas a completar un rompecabezas temporal que si bien no es excesivamente original, si que sabe jugar con inteligencia con sus referencias cinéfilas (de “Regreso al futuro”, 1985, a “Réquiem por un sueño”, 2000) y su condición de ocioso cine de género.

Durante toda su vida Evan Treborn (Ashton Kutcher) ha tenido problemas de memoria, por ello el médico le recomendó escribir un diario. Años después Evan encontrará aquellos viejos diarios y sucederá algo extraño.

No encontraremos en “El efecto mariposa” una exposición relevante de la Teoría del Caos (pequeñas variaciones en las condiciones iniciales pueden provocar cambios enormes en el futuro), sino que más bien la utiliza como excusa para confeccionar una serie de situaciones cargadas de acción, suspense, paranoia y obsesión; que aunque no formen un conjunto excesivamente sólido si que es suficiente para divertir durante dos horas a cualquiera capaz de disfrutar pasando por alto sus diversas inconsistencias o defectos. Por lo demás esta producción independiente cuenta con unos decentes apartados técnicos y artísticos; además de un buen reparto (buenos secundarios) liderado por un esforzado Kutcher. El enorme éxito del film propició varias secuelas, bastante inferiores y desligadas de sus creadores originales.

 

– Para los que crean que el cine de videoclub murió en los 90.

– Imprescindible para amantes de los rompecabezas temporales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies