CINEBLOG.NET

 

Tanto siendo adaptados por otros como en su faceta de guionistas a sueldo de los grandes estudios, la literaria Generación Perdida estadounidense propició desde los años 30 multitud de clásicos del cine; grandes obras hollywoodienses que ahondaban en injusticias sociales, dilemas morales y dudas existenciales como solo John Steinbeck (“Las uvas de la ira”, 1940), Ernest Hemingway (“Forajidos”, 1946) o William Faulkner (“Han matado a un hombre blanco”, 1949) sabían hacerlo. Basándose en dos novelas y un relato corto de este último, el matrimonio de guionistas Irving Ravetch y Harriet Frank Jr. (“Con él llegó el escándalo”, 1960) iniciaron una fructífera y larga colaboración con el perseguido realizador Martin Ritt (“El espía que surgió del frío”, 1965) a partir de este turbio melodrama, logrando films memorables como “Hud” (1963), “Un hombre” (1967) o “Norma Rae” (1979).

Ben Quick (Paul Newman) es un joven que llega a Frenchman’s Bend, un pequeño pueblo de Mississippi, tras haber sido juzgado por incendiar un granero. Allí conocerá a la familia Varner, liderada por Will Varner (Orson Welles).

“El largo y cálido verano” es un ardiente drama sureño que cuenta con un reparto estelar (secundarios de lujo como Angela Lansbury, Orson Welles o Lee Remick), un equipo técnico y artístico de primera (Alex North y su jazzística banda sonora o el sofocante colorido de Joseph LaShelle), la sólida puesta en escena de Ritt y el talento para la tragedia moderna de Faulkner; elementos más que suficientes para confeccionar un dramático e intenso discurso en torno a las diferencias de clase, el peso del pasado y los conflictos familiares. Irremediablemente comparado con otro icónico melodrama sureño como “La gata sobre el tejado de zinc” (1958), “El largo y cálido verano” demostró que la generación del Actor’s Studio había llegado para quedarse (Marlon Brando, Montgomery Clift o Paul Newman) y aunque no fue un gran éxito de taquilla si que logró relanzar la carrera de Martin Ritt (que durante los 50 había estado en la Lista Negra del Comité de Actividades Anti-americanas).

 

– Para los que quieran saber qué es un ‘actor del método’.

– Imprescindible para coleccionistas de los mejores melodramas sureños.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies