CINEBLOG.NET

 

Su carisma gamberro, su frescura y su condición de robaescenas en todos los films anteriores de Kevin Smith (“Clerks”, 1994, “Mallrats”, 1995, “Persiguiendo a Amy”, 1997, y “Dogma”, 1999) hicieron inevitable que tarde o temprano Jay y Bob el silencioso terminasen protagonizando su propia película. Así llegó “Jay y Bob el silencioso contraatacan”, una alocada ‘road movie’ hiperreferencial con la que Smith intentó cerrar un ciclo en su carrera (aunque se lo pensó mejor tras el fracaso de “Jersey Girl”, 2004); mezclando la comedia fumeta con sus habituales guiños frikis a la cultura popular, los diálogos frenéticos con numerosos enredos y equívocos; logrando un divertido recorrido metanarrativo (incluidas rupturas de la cuarta pared) por ese universo personal definido en su ‘Trilogía de Nueva Jersey’, además de una nueva oda a los cómics, Star Wars, la televisión y la música de las últimas décadas.

Tras ser expulsados del Quick Stop por vender drogas, Jay (Jason Mewes) y Bob el Silencioso (Kevin Smith) se enteran que se está haciendo una película basada en ellos.

Pero lo peor es que en internet están diciendo ciertas cosas sobre ellos. Con una estructura episódica, “Jay y Bob el Silencioso contraatacan” es perfecta para acoger decenas de cameos de gran cantidad de personajes de las primeras películas de Smith (Jason Lee, Ben Affleck, …), actores y directores haciendo de ellos mismos (Gus Van Sant, Wes Craven, …), otros interpretando tronchates secundarios (Will Ferrer, Seann William Scott, …) y otros tantos que funcionan a la vez como homenaje a la cinefilia juvenil del director (Judd Nelson, Mark Hamill, Carrie Fisher, Shannen Doherty, …). Al ritmo de numerosos clásicos del pop rock de los 70 y 80 (Steppenwolf, Bon Jovi, Bloodhound Gang, …), Smith utiliza diversos ‘palos’ del humor (desde lo grosero a lo psicodélico, pasando por la sátira, la ironía o la comedia física la de enredo) para desarrollar el surrealista periplo de sus personajes; pero el film pierde mucho si no eres capaz de dejarte llevar por su incesante tormenta de referencias.

 

– Para aficionados a la comedia gamberra.

– Imprescindible para amantes de la referencia friki… y de Kevin Smith.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies