CINEBLOG.NET

 

Aunque no se cuenten entre sus indiscutibles obras maestras (“Perdición”, 1944, “El crepúsculo de los dioses”, 1950, o “El apartamento”, 1960) las últimas películas del maestro de la sátira cinematográfica Billy Wilder se cuentan por pequeñas joyas de diversos géneros: “La vida privada de Sherlock Holmes” (la intriga detetivesca), “Primera plana” (la comedia de enredo), “Fedora” (el drama metacinematográfico) o “¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?”, una divertida comedia romántica a orillas del Mediterráneo donde Wilder diseccionaba los resortes del ‘amor verdadero’ armado de sus habituales diálogos brillantes y situaciones cargadas de ironía. Basándose en una obra teatral de Samuel A. Taylor (guionista de “Vértigo”, 1958, de Alfred Hitchcock), Wilder y su colaborador habitual I.A.L. Diamond (“Con faldas y a lo loco”, 1959) confeccionaron una historia que a pesar de tener un tono más ligero que otras producciones del director, está repleta de detalles corrosivos (sobre todo contraponiendo las costumbres estadounidenses a las italianas) y temas tabú.

Cuando su padre, un importante hombre de negocios, fallece en unas vacaciones en Italia, Wendell Armbruster Jr. (Jack Lemmon) se traslada allí para hacer el papeleo. Pero pronto descubrirá que su padre guardaba un secreto.

Pero además “¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?” (farragoso título español que sustituye al conciso “Avanti!”) cuenta con los cálidos paisajes insulares napolitanos fotografiados por el romano Luigi Kuveiller (“Rojo oscuro”, 1975, de Dario Argento), que le imprimen un encanto particular; y con el siempre inspirado Jack Lemmon (en su quinta, de siete, colaboración con Wilder), perfectamente compenetrado con su ‘partenaire’ Juliet Mills. Tanto crítica como público consideró excesivamente larga esta historia de amor que adaptaba ciertos principios de la ‘Generación de las Flores’ a este romance maduro disfrazado de ‘comedia de viajes’; pero es difícil no apreciar la aún destacable maestría de uno de los grandes directores de la historia del cine.

 

– Para coleccionistas de comedias románticas de autor.

– Imprescindible para interesados en el ‘toque Wilder’.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies