CINEBLOG.NET

 

Paralela a su prestigiosa carrera como realizador de video-clips, Spike Jonze ha desarrollado una interesante relación con el cine tanto como actor (“Tres reyes”, 1999), productor (“Jackass: The Movie”, 2002) o director de una serie de imprescindibles obras de culto modernas (“Cómo ser John Malkovich”, 1999, “Adaptation (El ladrón de orquídeas)”, 2002, o “Donde viven los monstruos”, 2009) que lo han convertido en uno de los cineastas más interesantes (aunque no muy prolífico) del siglo XXI. “Her” fue la primera película que escribió en solitario (logrando el Oscar al mejor guión original), una aguda, sensible e inteligente mezcla de romance y ciencia-ficción donde se dan la mano ciertas constantes del cine romántico contemporáneo (chico introvertido conoce chica y terminan enamorándose, pero….) con certeras reflexiones existenciales sobre la inteligencia artificial (¿podemos enamorarnos de un sistema operativo?).

Theodore Twombly (Joaquin Phoenix) es un escritor profesional de cartas íntimas para otras personas. Su vida solitaria cambiará con la llegada de Samantha (Scarlett Johansson), una asistente virtual.

Con la inestimable colaboración de un perfectamente comedido Phoenix, Jonze nos habla de la relación que establecemos con la tecnología, manteniendo la atención del espectador gracias a una elegante y acertada concepción estética (inspirada en el fotógrafo Rinko Kawauchi) que evita los tonos azules (por estar relacionados tradicionalmente con la ciencia-ficción), buenos diálogos, personajes creíbles y situaciones que suscitan debate. En “Her”, Spike Jonze introduce entre su estructura de film romántico convencional (¿un Woody Allen futurista?) diversas preguntas trascendentales en torno a la condición humana (‘¿cuales son los límites entre lo humano o lo no humano?’, ‘¿qué es el amor?’, ‘¿qué es real y qué no lo es?’, …). Como no podía ser de otra manera, Jonze se rodea de sus colegas del mundo de la música indie (Arcade Fire, Owen Pallett, Karen O, …) para imprimir al film un tono distópico pero cercano, que te hace pensar y te conmueve.

 

– Para coleccionistas de películas románticas diferentes.

– Imprescindible para cinéfilos interesados en la inteligencia artificial.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies