CINEBLOG.NET

 

Tras hitos como “La guerra de las galaxias” (1977) o “Un hombre lobo americano en Londres” (1981), los años 80 se convirtieron en la época dorada para unos efectos especiales analógicos (látex, trampillas, espejos, explosiones, …) que en “F/X, efectos mortales” se convierten en ‘leit motiv’ de un entretenido thriller criminal que combina modesta pero acertadamente el ‘cine dentro del cine’ con tramposos giros de guión. El menospreciado pero sólido realizador californiano Robert Mandel (“Private School”, 1992, “El sustituto”, 1996, o episodios de series como “Expediente X”, “Prison Break” o “Perdidos”) imprimió al film un tono menos grandilocuente que las producciones de acción de la época; logró dar al film un tono realista y opresivo más acorde con el cine de los 70, centrándose más en los aspectos psicológicos y humanizando a los personajes.

Roland ‘Rollie’ Tyler (Bryan Brown en su primera producción 100% USA) es un especialista en efectos especiales que es requerido por el FBI para fingir el asesinato de un gángster que ha de declarar contra la mafia.

Pero además de ser un convencional pero atractivo film de ‘falso culpable’ que tiene en su catálogo de gagdets una de sus mejores bazas, “F/X, efectos mortales” es un divertido homenaje al cine de género de serie B y al oficio de creador de ilusiones; con buenas escenas de acción, persecuciones, peleas y disparos, algo de sexo e ironía, un gran número de referencias cinematográficas y un excelente reparto con ‘estrellas de segunda’ y caras conocidas. Producida por el célebremente difunto Dodi Fayed, “F/X, efectos mortales” contaba también con reconocibles profesionales de la época, como el compositor Bill Conti (“Rocky”, 1976), el fotógrafo Miroslav Ondrícek (“Amadeus”, 1984) o el montador Terry Rawlings (“Blade Runner”, 1982). La conjunción de todos estos elementos llevaron al film a convertirse en un gran éxito (uno de las más alquiladas en los video-clubs de los 80); dando lugar a una secuela un tanto inferior (“FX2: Ilusiones mortales”, 1991) y a una serie de televisión (“F/X: The Series”, 1996-98).

 

– Para amantes del thriller y los efectos especiales clásicos.

– Imprescindible para coleccionistas de joyas olvidadas de los 80.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies