CINEBLOG.NET

 

Tras convertirse en uno de los máximos representantes del Nuevo Cine Español (Miguel Picazo, Carlos Saura, Manuel Summers, …) como organizador de las fundacionales Conversaciones de Salamanca (1955) y director (guionista y productor) de la exitosa “Nueve cartas a Berta” (1966), el cineasta Basilio Martin Patino dedicó los últimos años del franquismo a recopilar, montar y crear material audiovisual para crear un amargo y crítico retrato de los años de la dictadura. El resultado fueron hitos del documental español como “Canciones para después de una guerra” (1976), “Caudillo” (1977) y “Queridísimos verdugos”, donde la pena de muerte y sus ejecutores actúan de guías por una España inculta, empobrecida y atemorizada; mezclando las entrevistas personales con abundante material gráfico (prensa, ilustraciones, imágenes de archivo, …) y una selección musical tan acertada como escabrosa.

El film se vertebra con entrevistas a Antonio, Vicente y Bernardo, tres de los cuatro verdugos que en aquel momento existían en España. También vemos escalofriantes testimonios de abogados o familiares de ejecutados.

“Queridísimos verdugos” es un documento sociológico único para acercarse al tardofranquismo (rodada en 1970, fingiendo que hacían una serie de televisión sobre oficios tradicionales), pero también es una excelente muestra de exploración psicológica que se acerca a las intenciones de Hannah Arendt en “Eichmann en Jerusalén”, con unos verdugos que no se sentían responsables de las muertes que habían llevado a cabo y universalizando su mensaje. Patino también hace un macabro recorrido por la crónica negra española, nos habla de los orígenes históricos (y funcionamiento) del Garrote Vil y nos muestra las miserias del país con realismo descarnado; construyendo una compleja imagen de España a partir de sus crímenes y condenas. Pero además de su valor histórico, sociológico, ético o psicológico, en “Queridísimos verdugos” Patino demuestra cierta habilidad e intenciones artísticas en la puesta en escena (la composición de las entrevistas, los lugares, …), lo que siempre se agradece.

 

– Para interesados en el casi desconocido cine documental español.

– Imprescindible para interesados en la historia del siglo XX.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies