CINEBLOG.NET

 

Si algo ha demostrado el director estadounidense Rian Johnson durante toda su carrera es su habilidad para reinterpretar y combinar géneros clásicos en joyas de culto como “Brick” (2005), donde mezclaba el cine negro con la ‘películas de instituto’; “Los hermanos Bloom” (2008), la comedia romántica y las ‘heist movies’; “Puñales por la espalda” (2019) y su visión de la comedia criminal situacional; o “Looper”, un thriller de acción trepidante e inteligente, en el que la ciencia-ficción funciona como elemento reflexivo que lleva un poco más allá el cine de persecuciones y ‘falsos culpables’. Y es que “Looper” no es solo un espectáculo con aliento de cine negro, cargado de adrenalina y tensión, sino que también tiene un trasfondo notablemente más profundo que el habitual en este tipo de productos. Si a todo esto le añadimos una sólida e imaginativa puesta en escena que evoca a los grandes clásicos del cine negro de serie B (Joseph H. Lewis, Edgar G. Ulmer, …), obtenemos uno de los grandes hitos del cine fantástico del siglo XXI.

En el año 2044, Joe (Joseph Gordon-Levitt) es un looper, un asesino a sueldo que se dedica a matar a personas que son enviadas desde el futuro. Pero un día se encontrará con una víctima que cambiará su vida.

Las constantes temáticas del cine de viajes en el tiempo (paradojas, determinismo, recursividad, …) intensifican el fatalismo y el desasosiego de una trama de asesinos a sueldo, gangsters y traiciones a medio camino entre “Con la muerte en los talones” (1959) y “Terminator” (1984). “Looper” es un ingenioso entretenimiento, cine de autor surgido en el seno del cine comercial (con presupuesto holgado, estrellas de primera, un equipo técnico sobresaliente, …), que proporcionó a Rian Johnson el pasaporte al universo Star Wars (dirigió “Star Wars: Los últimos Jedi”, 2017). Tal vez su argumento, tramposo y cargado de inconsistencias (inevitable en el subgénero de viajes espaciotemporales), irrite al público más exigente, pero hará las delicias de cualquiera que se deje llevar por su ritmo, su cinefilia y sus numerosas virtudes.

 

– Para amantes del cine de acción y ciencia-ficción.

– Imprescindible para buscadores de incoherencias espaciotemporales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies