CINEBLOG.NET

 

Continuando lo que hiciese con éxito durante la década de los 50 con “El experimento del Dr. Quatermass” (1955) y “Quatermass 2” (1957); la mítica productora especializada en cine de terror Hammer Films adaptó la tercera entrega televisiva (en forma de mini-serie de seis episodios) de las aventuras del profesor Quatermass creadas por el escritor Nigel Kneale para la BBC. “¿Qué sucedió entonces?” es un atractivo cóctel de horror y ciencia-ficción que logra elevarse por encima de su escaso presupuesto y su ingenuidad retro gracias a un ingenioso guión que desarrollaba situaciones insólitas para la época; y a una realización a manos del artesano británico Roy Ward Baker (“La última noche del Titanic”, 1958, o “Las amantes del vampiro”, 1970), que sabe mantener el suspense y dosificar lo que el espectador va descubriendo.

Junto con un doctor en antropología (James Donald), el profesor Quatermass (Andrew Keir) investigará un extraño artefacto encontrado durante unas excavaciones en el metro de Londres.

Entretenimiento inteligente de incalculable influencia en el género (con su misteriosa investigación y sus alienígenas ancestrales), “¿Qué sucedió entonces?” es un ejemplo perfecto de conjunción entre ciencia y ficción, entre intriga y terror; donde su modesta puesta en escena y sus añejos efectos especiales funcionan como catalizador de la nostalgia, como muestra de una manera de hacer cine con pocos medios y mucha imaginación. Al contrario que sus predecesoras, el cierre de la trilogía está rodado en color (technicolor), lo que le da un aspecto más cálido y cercano; complemento perfecto para sus aspiraciones de realismo. Y es que “¿Qué sucedió entonces?” intenta impregnar de verosimilitud toda la trama a base de datos científicos, acercándonos a lugares reales y dejando los elementos más improbables para el clímax; resultando una entrañable joya del fantástico, una pieza fundamental del género que entronca con la tradición británica, la historia de la Hammer o la evolución de la ciencia-ficción dura. La saga se cerró con la menor “The Quatermass Conclusion” (1979).

 

– Para comprobar que la Hammer no solo revisitaba mitos clásicos del cine de terror.

– Imprescindible para cualquier cinéfilo aficionado a la ciencia-ficción.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies