CINEBLOG.NET

 

El cineasta israelí Ari Folman (“Made in Israel”, 2001, o “El congreso”, 2013) recibió el aplauso unánime (y mundial) de público y crítica gracias a este documental animado con el que explora sus propias vivencias como soldado durante la Guerra del Líbano de 1982. “Vals con Bashir” es un atrevido y necesario acercamiento al conflicto árabe-israelí que mezcla el drama bélico con los relatos de memorias, el suspense con la reconstrucción histórica, en una trama didáctica, comprometida y desoladora. Pero también es un inspirado y cuidado film de animación (se tardó cuatro años en completarlo) donde predominan las sombras; que se mueve con igual habilidad en las escenas intimistas y en sus memorables secuencias surreales, utilizando diversos formatos y texturas (con influencias como el dibujante de cómics Joe Sacco o el pintor Otto Dix).

En 2006, Ari Folman descubre que no recuerda nada de cuando fue soldado 24 años atrás, durante la Guerra del Líbano. Pronto comienza a tener visiones oníricas de la masacre de Sabra y Chatila.

Ari Folman nos habla de la necesidad de recuperar el pasado para entender el presente, de la guerra y los recuerdos, pero todo esto podría resultar convencional si no fuese por su virtuoso y adecuado envoltorio. Y es que “Vals con Bashir” es un prodigioso espectáculo visual y artístico que ensalza su argumento, dándole emoción, intriga y dramatismo; donde caben referencias cinéfilas estéticas y temáticas (“Apocalypse Now”, 1979, o “Masacre (ven y mira)”, 1985), una heterogénea banda sonora (con piezas de Public Image Ltd., OMD o el compositor electrónico Max Richter) y una atractiva y ágil narración en forma de rompecabezas que mantiene la tensión durante su metraje. A pesar de su condición de ‘documental’, en “Vals con Bashir” Folman no recurre al realismo, la frialdad y la objetividad para desarrollar su discurso, sino que hace una aproximación psicológica (sin denostar el contenido político-social), utilizándose a si mismo como prisma; logrando los mismos objetivos pero una manera mucho más humana y pasional.

 

– Para interesados en los conflictos bélicos del siglo XX.

– Imprescindible para coleccionistas de los mejores films de animación del siglo XXI.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies