CINEBLOG.NET

 

Durante cuatro décadas (de 1930 con el auge del cine de animación, hasta 1969, vencidos por los bajos costes y la distribución masiva de la animación televisiva) la Warner Bros. creó un universo de icónicos personajes (Bugs Bunny, el Pato Lucas, Porky, el Gallo Claudio, Piolín, Pepe LePew, …) y situaciones disparatadas (persecuciones, suplantaciones de personalidad, …) fundamentado en el humor físico, la parodia hiperbólica y el surrealismo gamberro que funciona tan bien hoy día como hace un siglo. En los 70, el estudio regresó al cine de animación con una serie de compilaciones de cartoons clásicos que renovaron el interés por los Looney Tunes en los 80. “La película de Bugs Bunny y el Correcaminos” fue la primera de ellas que incorporaba nuevo material como hilo conductor de la recopilación; en este caso compuesta exclusivamente por cortometrajes del más mítico director de la Warner: Chuck Jones (“Duck Amuck”, 1953, “One Froggy Evening”, 1955, o “What’s Opera Doc?”, 1957).

El film comienza con un Bugs Bunny retirado y millonario. Desde su mansión con piscina, el célebre conejo va recordando algunos de los mejores momentos de su carrera.

“La película de Bugs Bunny y el Correcaminos” es la excusa perfecta para acercase a una treintena de cartoons imprescindibles a través de tronchantes situaciones extraídas de películas de Bugs Bunny (a menudo acompañado de otras estrellas animadas del estudio) y, en la segunda parte, del Coyote y el Correcaminos (con sus extravagantes y peligrosos inventos marca ACME y su humor cruelmente fatalista). El absurdo duelo entre Bugs y Lucas en “Rabbit Seasoning” (1952), el enfrentamiento con Marvin Marciano en “Duck Dodgers in the 24½th Century” (1953), el acoso incesante de “For Scent-imental Reasons” (1949) o los brutales golpes de “Fast and Furry-ous” (1949) harán las delicias de espectadores de todas las generaciones. El éxito de la propuesta propició varios largos recopilatorios durante los 80 como “The Looney Looney Looney Bugs Bunny Movie”, 1981, o “Daffy Duck’s Quackbusters”, 1988).


– Para amantes de los dibujos animados clásicos.

– Imprescindible para los que no saben como abordar la extensa filmografía de Cartoons de la Warner.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies