CINEBLOG.NET

 

A menudo el cine de acción estadounidense a transitado caminos un tanto fascistoides, por su defensa de las armas y lo militar, su egocentrismo galopante, su tendencia a mostrar a los villanos como monstruos inhumanos y su aversión a todo lo que suene a ‘ideas de izquierdas’. Siempre incisivos hasto lo sangrante, amantes de la comedia más sarcástica y la sátira más ofensiva, los creadores de “South Park” (1997-2019) Trey Parker y Matt Stone confeccionaron con “Team America: La policía del mundo” una crítica a esta clase de cine que se ríe de todos los tópicos del género; ridiculizando esa tendencia USA a convertirse en jueces, jurados y ejecutores de todo el planeta. Pero además, los artífices de bizarradas como “Músical Canibal” (1993) u “Orgazmo” (1997) optaron por utilizar marionetas (creadas por los hermanos Chiodo y con voces de Parker y Stone) en vez de actores, lo que pone de relieve, más si cabe, las mentalidades reaccionarias de sus protagonistas.

El Team America es un equipo de élite que mantiene a raya a terroristas por todo el mundo. Esta vez tendrá que enfrentarse al mismísimo Kim Jong Il, que se ha propuesto acabar con ellos y con el mundo entero.

Como en la sobresaliente “South Park: Más grande, más largo y sin cortes” (1999), “Team America: La policía del mundo” pone toda la carne en el asador, atreviéndose con ultraviolencia, sexo explícito (tuvieron que recortarlo para evitar la clasificación X) y tronchantes parodias de los actores más representativos del activismo hollywoodiense de izquierdas (y es que Parker y Stone no dejan títere con cabeza, nunca mejor dicho, en ninguno de los dos bandos). Pocas veces se ha hecho un análisis tan divertido e injurioso sobre la política exterior estadounidense (a la oportunista ‘Guerra contra el Terrorismo’ y el intervencionismo), poniendo a los héroes arquetípicos del cine de acción americano en situaciones fácilmente extrapolables a las verdaderas relaciones internacionales de EE.UU.; siempre con su irreverente sentido del humor y sus ganas de que esto nos haga pensar un poco.


– Para los que creen que las marionetas son para niños.

– Imprescindible para coleccionistas de comedias venenosas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies