CINEBLOG.NET

 

La octava película que protagonizaron juntos Bud Spencer y Terence Hill, con la que dejaban atrás casi definitivamente el ya en decadencia spaghetti western en el que habían adquirido popularidad (“Le llamaban Trinidad”, 1970), es una coproducción italo-española rodada en parte en Madrid (podemos ver el antiguo estadio Vicente Calderón). El guionista y realizador Marcello Fondato (“La mujer más explosiva del mundo”, 1970, o “Hasta que el divorcio nos separe”, 1972) fue el encargado de dirigir este festival de persecuciones, peleas, gags para todos los públicos y golpes inverosímiles. “…Y si no, nos enfadamos” es una de las más divertidas películas del dúo (además de uno de sus grandes éxitos de taquilla), una desenfadada comedia de acción construida a la medida de unos personajes tan prototípicos como carismáticos (el caradura encantador y la mole humana con corazón de oro) y de unos actores que demostraron su química durante casi veinte largometrajes (a menudo desdeñados por la crítica pero adorados por el público).

Ben (Bud Spencer) y Kid (Terence Hill) compiten en una carrera para ganar un flamante buggy. Pero al empatar deciden competir a ver quien come más salchichas con cerveza. Pero la irrupción de unos mafiosos terminará enfrentándolos con un peligroso capo.

Como unos Laurel y Hardy de la pelea callejera (acompañados de un reparto secundario repleto de caras conocidas, tanto británicas, John Sharp o Donald Pleasence, o españolas, Manuel de Blas o Emilio Laguna), Spencer y Hill dan un entrañable recital de ‘slapstick’ de puñetazo y bofetada, combinando sin prejuicios el humor circense, de payasos y acrobacias, con el cine criminal de acción, cargado de pérfidos mafiosos y esbirros a los que apalear. Al ritmo del festivo y burlesco tema de los Oliver Onions (‘Dune Buggy’), Spencer y Hill vuelven a ponerse del lado de los débiles para darle una lección a especuladores, traficantes y corruptos varios; lo que se convirtió en una constante en su filmografía, intensificando su condición de héroes populares.


– Para los que recuerdan a Bud Spencer y Terence Hill con una sonrisa en la boca.

– Imprescindible para amantes de la acción y el humor inofensivo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies