CINEBLOG.NET

 

Que el cine de terror es un caldo de cultivo perfecto para incisivas parábolas sociales es algo de todos conocido (de “El gabinete del Dr. Caligari”, 1920, a “El hoyo”, 2019, pasando por “La noche de los muertos vivientes”, 1968); pero es que además el actor, guionista, director y productor Jordan Peele (“Nosotros”, 2019) imprime a esta metáfora de las relaciones (no solo sentimentales) interraciales una ironía y un humor negro que convierte a “Déjame salir” en un muy disfrutable entretenimiento, perturbador e inteligente, original y agudo. Bebiendo de diversos palos del cine de terror (ladrones de cuerpos, sociedades secretas, aislamiento, control mental, …), Jordan Peele subvierte el concepto de ‘plácido vecindario blanco’ que tanto se ha prodigado en el cine de género estadounidense; encajando con habilidad un buen número de comentarios sarcásticos en un argumento que dosifica bien el suspense y crea suficientes incógnitas para mantener al espectador pegado a la pantalla.

Chris (Daniel Kaluuya) es un joven negro que se enfrenta a su peor pesadilla: conocer a los padres de su novia blanca (Allison Williams). Pero estos resultan ser muy comprensivos, tal vez demasiado.

Como en la mayoría del cine contemporáneo, “Déjame salir” también está repleta de referencias cinematográficas que delimitan el amplio área de influencias de la película (Peele cita “La semilla del diablo”, 1968, “La noche de Halloween”, 1978, o “El resplandor”, 1980), así como sus intenciones de ir más allá del mero entretenimiento; dando la posibilidad de disfrutar el film sin profundizar mucho, pero también asegurando que si quieres hacerlo tendrás gran cantidad de detalles, conceptos, ideas, simbolismos o paralelismos donde indagar. Forjado en el mundo de la comedia, Peele disfruta de lo lindo arremetiendo contra la corrección política de la supuesta izquierda progresista americana, que aboga por una irónica integración racial que aquí alcanza lo absurdo; construyendo un divertido thriller fantástico que como mínimo te hará pensar en un par de cosas.


– Para coleccionistas de sátiras sociales contemporáneas.

– Imprescindible para amantes del cine de terror con trasfondo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies