CINEBLOG.NET

 

Sin duda una de las mejores maneras de llevar a la gran pantalla la obra maestra de Camilo José Cela era reunir a los mejores actores españoles del momento en un relato coral, optando por el realismo y la cotidianidad; confeccionando un mosaico de historias entrecruzadas que funcione como ventana a una época icónica (la posguerra española) y a la vez como retrato social y psicológico universal. Asesorados por el mismísimo Cela, Mario Camus (“Los santos inocentes”, 1984, o “La casa de Bernarda Alba”, 1987) en la dirección y José Luis Dibildos (“Los dinamiteros”, 1964, o “Simón Bolívar”, 1969) como guionista y productor, logran con un estilo sobrio y minucioso trasladar al espectador a las penurias y alegrías de diversas clases sociales, mostrándonos un amplio abanico de ideologías, ambiciones y ocupaciones (aunque reduce a una veintena los centenares de personajes de la novela).

La película sigue los pasos de diversos personajes durante unos días en el Madrid de 1943. En el café La Delicia encontraremos al aspirante a poeta Ricardo Sorbedo (Francisco Rabal) o a Martín Marco (José Sacristán), auténtico hilo conductor del film.

“La colmena” nos habla de las relaciones entre vencedores y vencidos y de las heridas de la Guerra Civil; pero también de la creación artística, de la pérdida de la inocencia, de la incertidumbre ante el futuro o de la picaresca patria, mientras sus personajes recorren cafés, prostíbulos y las invernales calles de Madrid, mientras aman, odian, sufren y sueñan. A pesar de su estructura poco convencional (el título remite a ese ‘enjambre’ de personajes, agrupados y simultáneos en un entorno urbano), “La colmena” se convirtió rápidamente en un éxito de público (llenó salas poco antes de la llegada de la revienta-taquillas “E.T. El extraterrestre”, 1982) y crítica (incluido el Oso de Oro en Berlín). Como la literatura, la música también es muy importante en el film, añadiendo a la banda sonora de Antón García Abril numerosas canciones populares en la primera mitad del siglo XX (‘La verbena de la paloma’, ‘Ojos verdes’, ‘A media luz’, …).


– Para conocer un poco de la historia, la literatura y el cine español.

– Imprescindible para coleccionistas de dramas corales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies