CINEBLOG.NET

 

Tercera entrega de la ‘trilogía de la caballería’ (tras “Fort Apache”, 1948, y “La legión invencible”, 1949), donde John Ford configuró la icónica representación cinematográfica de la sección montada del ejército estadounidense durante el siglo XIX. Puede resultar menor en comparación con las numerosas obras maestras de Ford (“Las uvas de la ira”, 1940, “Centauros del desierto”, 1956, o “El hombre que mató a Liberty Valance”, 1962), pero es un excelente film del oeste y un buen ejemplo del mejor cine comercial de la época dorada de Hollywood; por no hablar del placer de admirar la manera de rodar (auténtico genio de la caligrafía cinematográfica) y la puesta en escena (esos líricos paisajes del desierto de Moab) de Ford. “Río Grande” es cine patriótico, un western que exalta ideales universales pero históricamente dudosos, cine de calidad no recomendado para educar en valores pero disfrutable por cualquiera que pueda separar el cine de la realidad, dejarse llevar por algunas secuencias geniales y personajes que forman parte del imaginario del ‘salvaje oeste’.

En la frontera mexicana, Kirby Yorke (John Wayne) es un teniente coronel de la caballería que se enfrenta a los apaches. La situación cambiará cuando lleguen al fuerte su hijo y su mujer (Maureen O’Hara), dispuesta a llevarse a su hijo.

Entre acción, drama, épica e incluso comedia, encontramos la música folk de los Sons of Pioneers (que pondrá de los nervios a los que no quieran ver “Río Grande”) y a un magnífico reparto secundario con muchos iconos del género (Ben Johnson, Harry Carey Jr., Chill Wills, …). “Río Grande” nos presenta las Guerras Indias desde el punto de vista del heroísmo del invasor; pero en años posteriores Ford hizo films con los que intentó compensar la sesgada visión de los pueblos indígenas americanos en el cine hollywoodiense, de la cual él mismo fue responsable (como la apreciable “El gran combate”, 1964). Si aún no has visto ninguna película de Ford, ni sabes lo que es el western hollywoodiense es mejor que no empieces por “Río Grande”, pero si ya sabes de que va la cosa…


– Para pasar un par de horas con John Wayne y John Ford.

– Imprescindible para interesados en el western hollywoodiense.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies