CINEBLOG.NET

 

Hugh Jackman se despidió por todo lo alto del papel que lo lanzó al estrellato (“X-Men”, 2000) con la que se ha convertido en la más alabada de todas las películas de la saga mutante, reventando taquillas y recibiendo el beneplácito de la crítica (ha sido la primera película de superhéroes en ser nominada al Oscar al mejor guión). Sólido especialista en biopics (“En la cuerda floja”, 2005, o “Le Mans ’66”, 2019) y cine de género (“Identidad”, 2003, o “El tren de las 3:10”, 2007), casi siempre desde un punto de vista dramático y psicológico, James Malgold escribe y dirige este thriller de acción crepuscular ambientado en un futuro distópico que utiliza cierta mitología marveliana para confeccionar una contundente historia de redención y venganza, trepidante, emocionante e inteligente (basada en el arco argumental de los cómics de Lobezno “Old Man Logan”, 2008-09, de Mark Millar y Steve McNiven).

En 2029, desaparecidos los X-Men, un envejecido Lobezno (Hugh Jackman) vive apartado de todo junto al Doctor Xavier (Patrick Stewart). Pero la aparición de una misteriosa niña (Dafne Keen) perturbará su monótona vida.

Utilizando la premisa de ‘héroe-de-pasado-turbulento-conoce-joven-necesitado-de-ayuda’ (con “Raíces profundas”, 1953, como clara influencia) y su trasfondo de ciencia-ficción cuasi-apocalíptica como atractivo trasfondo visual y conceptual; Mangold y Jackman sumergen al espectador en una polvorienta road movie que recupera el espíritu de los desencantados westerns y los violentos films de acción de los 70 (“El fuera de la ley”, 1976, o “Fuga suicida”, 1977). “Logan” se alejaba con gravedad, oscuridad y profundidad de las producciones habituales de superhéroes (a menudo coloridas y optimistas), pero sin abandonar el espíritu de espectáculo de acción y aventuras característico del género (eso si, no recomendado para menores de 16 años), generoso en persecuciones, tiroteos, peleas y guiños al Universo Compartido Marvel. A petición del director, se estrenó una versión en blanco y negro que intensificaba su lado más clásico y tenebroso.


– Para los que saben que los cómic también maduran.

– Imprescindible para coleccionistas de westerns crepusculares modernos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies