CINEBLOG.NET

 

El año 1987 marcó un antes y un después en la carrera de Arnold Schwarzenegger, su consolidación como estrella hollywoodiense de primera, pasando de exitosas series B (“Terminator”, 1984, o “Commando”, 1985) a producciones de mayor presupuesto (“Danko: Calor rojo”, 1988, o “Desafío Total”, 1990). Ese mismo año protagonizó dos joyas de los 80 que combinaban la acción y ciencia-ficción con muy distintos resultados: la prestigiosa y fundacional “Depredador”; y “Perseguido”, un thriller distópico, testosterónico y satírico basado en una novela de Stephen King (escrita con el seudónimo Richard Bachman) que a pesar de no encandilar a la crítica se hizo un hueco en la memoria de los pobladores de los videoclubs de la década gracias a sus buenas dosis de violencia gratuita, sus tópicos del cine de explotación, su descarado humor negro, su argumento de videojuego futurista y su espíritu de divertimento sin prejuicios ni pretensiones.

En 2017, Ben Richards (Arnold Schwarzenegger) es un piloto de helicópteros acusado falsamente de una matanza de civiles. Ben acabará participando en un programa de televisión en el que ‘cazadores’ intentan matar a criminales convictos.

La dirección corrió a cargo del actor pasado a la realización Paul Michael Glasser (el Starsky de la popular serie “Starsky y Hutch”, 975-79), que ya había dirigido para Michael Mann otra cinta de culto de los 80: “La banda de la mano” (1986). “Perseguido” desarrolla la ya clásica trama de la ‘caza de hombres’ (inaugurada con “El malvado Zaroff”, 1932) con una perspectiva de parodia sarcástica enfocada en los medios de comunicación y el contexto socio-político (que nos hace pensar en la excelencia que el film habría alcanzado en manos de Paul Verhoeven), pero sin abandonar en ningún momento su condición de puro entretenimiento; armado de numerosas caras conocidas (Yaphet Kotto, Jim Brown, Maria Conchita Alonso, …), explosiones, persecuciones, tiroteos y gran cantidad de guiños y referencias al cine y la televisión (incluidas referencias a films del propio Arnie como “Conan, el bárbaro”, 1982, o “Ejecutor”, 1986).


– Para amantes de la acción de serie B.

– Imprescindible para nostálgicos de los videoclubs de los 80.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies