CINEBLOG.NET

 

Convertido ya en una de las grandes leyendas del cine de serie B, Roger Corman (“La pequeña tienda de los horrores”, 1960, o “El hombre con rayos X en los ojos”, 1963) quería recuperar para la juventud de los 80 el espíritu de aquellas comedias adolescentes de los 50 y 60, que presentaban historias de iniciación, rebelión y aprendizaje a ritmo de rock & roll, surf o twist. Tras barajar géneros como la música disco o el heavy metal, Corman se decidió por el punk rock festivo de The Ramones, convirtiéndolos en auténticos protagonistas de una trama que gira alrededor de ellos (además de desatar su punk festivo y acelerado en el tema central homónimo o en el clímax final). Dirigida por el televisivo Allan Arkush (de “Fama”, 1982-87, a “Una serie de catastróficas desdichas”, 2017-19), “Rock ‘n’ Roll High School” es una comedia musical de instituto, alocada y sin prejuicios ni pretensiones; un ocioso ejercicio de descaro e irreverencia adolescente.

Riff Randell (P. J. Soles) es una fanática de The Ramones que después de hace cola durante tres días para conseguir unas entradas,, las pierde a manos de la castrense directora Togar (Mary Woronov), que piensa que el rock ‘n’ roll pervierte a la juventud.

Además de los Ramones (que por si solos convierten el film en una joya de culto), la banda sonora cuenta con numerosos clásicos de los 50 (Chuck Berry, Richie Valens, …) y de los 70 (Alice Cooper, Brian Eno, …) que dan a esta desenfadada e impetuosa aventura una energía que la hace irresistible. Otro de los alicientes es un reparto (rico en cameos), repleto de actores de culto (Mary Woronov, Dick Miller, Clint Howard, …) o realizadores de la casa como Paul Bartel (“La carrera de la muerte del año 2000”, 1975) o Joe Dante (“Piraña”, 1978), que colaboró también en la dirección y el argumento. “Rock and Roll High School” no es una gran película, puede resultar cutre y facilona; pero es tremendamente divertida, colorida y frenética, cargada de humor absurdo, ingenuidad e insurrección, y sin duda quedará para la posteridad gracias a la inmortal banda neoyorquina.


– Para coleccionistas de comedias de ‘high school’.

– Imprescindible para seguidores de los Ramones.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies