CINEBLOG.NET

 

Lo que comenzó siendo un proyecto para la carrera, mientras estudiaba en la Universidad del Sur de California, fue creciendo hasta convertirse en el debut cinematográfico, a los 26 años, de uno de los grandes iconos de la historia del cine de género: John Carpenter (“La noche de Halloween”, 1978, “La cosa”, 1982, o “Están vivos”, 1988). Con la colaboración (en el guión, el montaje, el diseño de producción, los efectos especiales o interpretando a uno de los protagonistas) de Dan O’Bannon, antes del enorme éxito de “Alien, el octavo pasajero” (1979), donde reciclaba varias ideas de “Estrella oscura”; Carpenter logró una bizarra sátira de ciencia-ficción que supera su escaso presupuesto a base de humor absurdo, contemplación surfista y una irónica temática trascendental que la convierte en una especie de parodia de “2001: una odisea del espacio” (1968) en clave de Serie B.

A mediados del siglo XII, la Dark Star es una nave que vaga por el espacio destruyendo planetas que ‘molestan’ para futuras colonizaciones. Pero ya lleva 20 años de viaje y su reducida tripulación comienza a afectarle tanto aislamiento.

A pesar de que fue un fracaso comercial en el momento de su estreno, su desenfadada actitud y su condición de experimento de género la llevó a mantener cierto estatus en proyecciones de medianoche, granjeándole un culto que se consolidó en los videoclubs de los 80. Pero además de un argumento, claustrofóbico y gamberro, cargado de referencias a clásicos de la ciencia-ficción (Ray Bradbury, Philip K. Dick, …), el verdadero placer de “Estrella oscura” es ver como John Carpenter se maneja, ya en su primera película, con pocos medios; desplegando una puesta en escena, una narración y unos planos que, aunque aún algo inmaduros, demostraban su talento como realizador. Además de Carpenter y O’Bannon, también podemos contemplar los inicios de directores y guionistas como Tommy Lee Wallace (“It”, 1990) y Nick Castle (“Starfighter”, 1984), o el diseñador y artista gráfico Ron Cobb (responsable del DeLorean tuneado de “Regreso al futuro”, 1985).


– Para coleccionistas de sátiras de ciencia-ficción.

– Imprescindible para interesados en las mejores películas estudiantiles de la historia.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies