CINEBLOG.NET

Antes de centrarse en virguerías narrativas y estéticas, en surrealistas ejercicios visuales y complejas tramas filosófico-biográficas, Federico Fellini ("Las noches de Cabiria", 1957, "La dolce vita", 1960, o "Fellini 8½", 1963) dirigió esta joya heterodoxa del Neorrealismo tardío, siempre con su punto de vista romántico-melancólico y un tanto onírico, en la que ya está vigente la pasión que el autor tiene por lo cirquense y por los artistas callejeros. Un Anthony Quinn (en un periplo italiano en el que también rodó junto a Kirk Douglas el "Ulises", 1954, de Mario Camerini e hizo de Atila junto a Sophia Loren en "Hombre o demonio", 1954) asilvestrado y tosco forzudo junto a una Giulietta Masina (musa y esposa de Fellini) delicada y dulce, protagonizan una historia de amor forzado y tragedia latente; un argumento un tanto fragmentado que sirve como lienzo perfecto para mezclar las referencias mítico-religiosas con el retrato psicológico, la realidad social con el interés artístico. Gelsomina (Giulietta Masina) es una joven que es vendida al artista ambulante Zampanò (Anthony Quinn) para ayudarlo en sus números. A pesar de las rudas maneras de Zampanò, Gelsomina se siente atraída por el y por su estilo de vida. Al contrario que en el Neorrealismo ortodoxo, Fellini confecciona una estampa social al margen de la crítica o el retrato particular de la Italia de posguerra; universalizando una propuesta que pasa por la poética cinematográfica, la reflexión en torno a las relaciones emocionales y la exposición de dilemas internos del propio Fellini. Precisamente, este distanciamiento de los cánones de la corriente de la que partía llevó a que "La Strada" fuese abucheada en su estreno (a los marxistas no parecieron gustarles las simbologías religiosas); aunque la crítica terminó encumbrándola con premios en el Festival de Venecia o el Oscar al mejor film extranjero (único Oscar del legendario productor Dino De Laurentiis), siendo considerada actualmente como una de las obras más características de la filmografía del director de "Amarcord" (1973).   - Para todos los que busquen una historia de amor diferente. - Imprescindible para comenzar a


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR