CINEBLOG.NET

El hecho de que "La señora Miniver" sea el producto de una época en particular (de los años de la II Guerra Mundial); que pueda considerarse oportunista por explorar el valor y el coraje de una familia marcada por la guerra en una época en la que el cine americano explotaba estos temas sin piedad; por gozar de un éxito feroz coronado con 6 Oscars (película, director, actríz y actríz secundaria, guión y fotografía); por su carácter de cine propagandista; todas estas cosas nunca podrán convertir en una mala película este emocionante drama bélico, estupendamente dirigido (por el magnífico William Wyler, director de "Ben-Hur" en 1959, ganador de 3 Oscars al mejor director, la Palma de Oro en Cannes y otras distinciones) e interpretado, que aboga por la paz y reniega del materialismo en favor de los buenos sentimientos a base de sabiduría cinematográfica. El film sigue las vidas de la familia Miniver, sigue a la señora Miniver (Greer Garson) cuando intenta sacar adelante a sus hijos pequeños mientras su marido (Walter Pidgeon) y su hijo (Richard Ney) combaten en el frente. Los Miniver sufrirán las miserias de la guerra e intentarán superarlas en una serie de experiencias que resaltan el valor de lo cotidiano, de la lucha 'invisible' que se llevaba a cabo lejos de las líneas enemigas, lejos del ejército propiamente dicho. Un film de enorme valor histórico (no tanto por su realismo sino por ser un producto idiosincrásico de su época), que no se puede tomar a la ligera como simple melodrama propagandístico. Una poderosa obra mayor, a descubrir, de uno de los grandes directores de la historia del cine.   - Para amantes de las grandes superproducciones de calidad de antaño. - Imprescindible para transportarnos 70 años atrás con una facilidad pasmosa.   FOTO DE RODAJE Greer Garson bromeando con William Wyler en el rodaje de "La