CINEBLOG.NET

Todo es estupendo en "Matar a un ruiseñor": desde la sensible y esmerada dirección del infravalorado Robert Mulligan hasta el guión del oscarizado Horton Foote; de la elaborada banda sonora de Elmer Bernstein, que nos transporta a un cuento de hadas sureño, a la cálida fotografía de Russell Harlan; de las interpretaciones de los niños a una serie de carismáticos secundarios (Frank Overton, Robert Duvall o Ruth White); desde la comprometida producción de Alan J. Pakula a su evocación de valores universales a través de esta historia situada en l a América profunda. La Gran Depresión y los conflictos raciales en un pueblo sureño son el telón de fondo de este clásico del cine moral (basado en la novela de Harper Lee) que va del cuento de hadas oscuro (toda lo referente a la historia de los niños) al cine judicial con soltura y estilo. Una de las más geniales interpretaciones de Gregory Peck como el icónico Atticus Finch, un abogado con principios que decide defender a un campesino negro acusado de violar a una joven blanca, sufriendo el rechazo de su comunidad. La integridad moral como única manera de enfrentarse a los obstáculos que la vida que te va poniendo (con el racismo como objetivo contra el que luchar) y la única manera de educar a tus descendientes; y el punto de vista, entre idealista y mágico, de los niños sobre el cruel mundo de los adultos; son los 'leit motiv' que vertebran este relato arraigado al gótico americano.   - Para cualquiera que busque educar su mente descarriada. - Imprescindible para los coleccionistas de las grandes películas del cine americano.   FOTO DE RODAJE Gregory Peck ensayando el guión de 'Matar a un ruiseñor' con su hija en la ficción.   BANDA SONORA Elmer Bernstein, 'Theme from 'To Kill a Mockingbird'': http://www.youtube.com/watch?v=b3XLsV1JgC8.