CINEBLOG.NET

El director australiano Baz Luhrmann alcanzó, con "Moulin Rouge", la cumbre del estilo que había forjado en los 90 (con "El amor está en el aire", 1992, y "Romeo+Julieta", 1996) hasta tal punto que no pudo volver a el con éxito hasta 12 años después (con "El Gran Gatsby", 2013). "Moulin Rouge" es un prodigio de artificio y barroquismo retro, un musical dramático postmoderno cargado de efectos especiales, anacronismos y un excesivo diseño artístico; todo al servicio de una clásica historia de amor trágico alojada en el bohemio y romántico París de finales del XIX. Luhrmann mezcla estética de video-clip, efectismos argumentales varios y unas cuantas muestras más de mal cine para construir un vistoso y apreciable collage que puede parecer vacío pero que representa una clase de cine espectáculo (donde el argumento se subordina a lo estético) tan de autor como la frialdad cerebral de Tarkovski o la violencia poética de Peckinpah. En 1900, en París, Satine (Nicole Kidman) es una exitosa bailarina y cantante del famoso Moulin Rouge. Satine tendrá que decidir si se entrega al bohemio escritor Christian (Ewan McGregor) o a un millonario duque que puede financiarle un espectáculo (Richard Roxburgh). Como buen cine posmoderno, la lista de referencias, homenajes y guiños de "Moulin Rouge" es casi inabarcable: desde el cine mudo a los musicales clásicos de los 50; de la imbricada concepción cinematográfica de Max Ophüls al descaro genérico de "The Rocky Horror Picture Show" (Jim Sharman, 1975); de "Margarita Gautier" (George Cukor, 1936) al cine de Jacques Demy; de "La Traviata" a "La Dama de las Camelias"; Shakespeare, David Bowie, el impresionismo, Madonna o Plácido Domingo. Demasiado excesiva para triunfar en los Oscars, tuvo que conformarse con dos premios (a su vestuario y sus decorados); pero se convirtió instantáneamente en uno de los iconos cinematográficos más reconocibles del siglo XXI, en un éxito masivo de taquilla y en una prueba feaciente de que Nicole Kidman se encontraba en su mejor momento ("Eyes Wide Shut", 1999, "Los otros", 2001, "Las horas", 2002, o


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies