CINEBLOG.NET

Maltratada actualmente por los sectores conservadores de la crítica que la consideran una ñoñería liberal; e igualmente por los críticos más izquierdistas acusándola de ser una exaltación del 'american way of life' y del heroísmo patriótico norteamericano posterior a la II Guerra Mundial; lo cierto es que "Los mejores años de nuestra vida" no es ni una cosa ni la otra, era y sigue siendo, pese a quien pese, un duro y emocionante drama sobre las consecuencias de la guerra que está muy por encima de casi cualquier otro producto similar. Gracias a una dirección intachable del siempre infalible William Wyler ("Desengaño", 1936, "La heredera", 1949, o "Vacaciones en Roma", 1953), una interpretaciones inolvidables y un guión que sabe de lo que habla (basado en la novela del corresponsal de guerra MacKinlay Kantor) esta sensible joya del cine hollywoodiense de los 40 se convirtió rápidamente en una de las mejores representaciones en pantalla del drama de los veteranos. El film nos cuenta el regreso a casa tras la II Guerra Mundial de tres soldados de distintas clases sociales a una pequeña ciudad de Ohio (Dana Andrews, Fredric March y Harold Russell, verdadero veterano que perdió las manos en combate). Comprobarán que la guerra los ha marcado inevitablemente tanto física como mentalmente. Con esta sencilla historia, William Wyler y su equipo (Gregg Toland experimenta con los enfoques y la profundidad de campo, Hugo Friedhofer compone una emotiva banda sonora, ...) construyen una obra maestra del cine en la que se reflexiona de manera crítica sobre los costes de la guerra y sirve de testimonio impagable de un problema que sigue en la sombra: los incalculables daños humanos de los enfrentamientos armados. Como no podía ser de otra manera los Oscars se rindieron a este ambicioso y necesario relato post-bélico concebido por el mítico productor Samuel Goldwyn, convirtiendo a Fredric March en el segundo actor en lograr dos Oscars como protagonista (tras Spencer Tracy) y premiando por segunda vez a Wyler (en 1943 lo había ganado por otro drama 'parabélico':


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies