CINEBLOG.NET

Curtido en el cine de género y apenas reconocido como verdadero autor (nunca genial pero siempre solvente), Peter Hyams dirigió (y escribió) durante dos décadas (1977-97) un buen puñado de divertidas joyas menores de la ciencia-ficción: "2010: Odisea dos" (1984), "Permanezca en sintonía" (1992) o "Timecop" (1995). "Atmósfera cero" es otro de esos proyectos personales de Hyams en los que volcó su cinefília y su amor por los géneros más populares; mezclando la ciencia-ficción, el thriller policíaco y el cine del oeste (de hecho el film es una versión bastarda de "Solo ante el peligro", 1952, de Fred Zinnemann). "Atmósfera cero" es la clásica historia del policía honesto enfrentado a la corrupción como David contra Goliat, pero carismáticamente envuelta y presentada con dignidad; una buena manera de pasar el tiempo. O'Niel (Sean Connery) es un agente de policía asignado a una colonia minera en Io, tercera luna de Júpiter. Mientras investiga unas extrañas muertes, descubre que en la colonia se está distribuyendo una peligrosa droga. Sin muchos efectos especiales, pero con un excelente trabajo de decorados y diseño de producción (que recuerda al realismo oscuro y mugriento de "Alien, el 8º pasajero", 1979), Hyams crea un entorno claustrofóbico donde dosificar con habilidad la tensión conforme avanza el argumento. Pero además de ser un entretenido ejercicio de suspense, "Atmósfera cero" también presenta un mundo futuro, de explotados y explotadores (y sus 'perros guardianes'), que sirve para criticar la falta de escrúpulos del sistema capitalista; trasladando las premisas del western fronterizo a terrenos casi de distopía futurista, combinando con soltura acción, tecnología, crimen y crítica social. Buenos diálogos, una puesta en escena que demuestra el buen oficio de Hyams (tanto para lo visual como lo narrativo), la misteriosa banda sonora del ya mítico Jerry Goldsmith (cuyas 18 nominaciones al Oscar se saldaron con una sola estatuilla por "La profecía", 1976), un adecuado Sean Connery y el buen trabajo técnico y artístico aseguran también hora y media de buen cine.   - Para amantes de la ciencia-ficción como excusa. - Imprescindible

ID)) ?>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies