CINEBLOG.NET

Descubierto en el circuito independiente con la perturbadora "Poison" (1991), considerada una de las grandes obras del New Queer Cinema; Todd Haynes ("Velvet Goldmine", 1998, "Lejos del cielo", 2002, o "Carol", 2015) corroboró su estatus de insobornable y personalísimo autor de obsesiones cinematográficas acerca de las idiosincrasias del mundo moderno con este thriller dramático sobre el aislamiento y la degradación. Claustrofóbica, fría e inquietante reflexión sobre la enfermedad biológica y social, de la decadencia moral y humana de la clase media; que además cuenta con muchas virtudes cinematográficas: desde la precisa y angustiosa puesta en escena de Todd Haynes hasta las inquietante banda sonora del aficionado a los sintetizadores Ed Tomney o el peculiar trabajo de cámara y la fotografía de Alex Nepomniaschy. Una tragedia moderna disfrazada de melodrama extravagante que ya apuntaba el gusto de Haynes por el cine de Douglas Sirk. Carol White (Julianne Moore) es una mujer felizmente casada que comienza a sentirse mal, a sentirse cansada, sin ganas de comer, de practicar sexo o de salir a la calle, con dolores de cabeza y ataques de tos. Le diagnostican la polémica (y supuesta) enfermedad 'Sensibilidad Química Múltiple', una especie de hipersensibilidad a la contaminación del ambiente. Tras fracasar la medicina habitual, Carol ingresa en una extraña comunidad de afectados por el SQM donde comenzará a deteriorarse física y mentalmente. Sin duda uno de los puntos fuertes de esta simbólica historia de afecciones existenciales (en el que la seguridad parece un inalcanzable ideal) es la brillante interpretación de Julianne Moore; perfecta en un rol, ya de por sí jugoso, alrededor del cual se desarrolla una trama que disecciona la sociedad con un tono malsano que bien podrían haber firmado el primer David Cronenberg o el David Lynch más surrealista. Un ejercicio de estilo (un tanto intelectual y cinéfilo) y una declaración de intenciones temáticas y cinematográficas que desesperará a los fanáticos de los mensajes directos y la acción continua.   - Para sociólogos con intereses médicos y médicos con intereses sociológicos. - Imprescindible para entender el cine independiente


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR