CINEBLOG.NET

Tras "Rashomon" (1950), Akira Kurosawa se tomó un descanso del Japón feudal (en 1954 volvería con "Los siete samurais") con esta fábula urbana bienintencionada y amarga. El director de "Yojimbo" (1961) investiga, siempre agudo, el sentido de la vida y cómo las sociedades modernas engullen a las personas y las dejan vacías sin preocuparse de la felicidad o la satisfacción de expectativas. Y es que Kurosawa hace cine social, en torno a las injusticias que recaen sobre las clases bajas o la corrupción e hipocresía del funcionariado; pero también crea un film profundamente filosófico sobre la condición humana, dando un voto de esperanza a la bondad y la reivindicación; además de confeccinar un atinado ejercicio visual y narrativo (con una atrevida estructura en dos partes) a la altura de sus mejores obras. Una de las pocas películas que verdaderamente merecen la denominación de inspiradoras. Ambientada en una ciudad japonesa de los años 50, "Vivir" nos cuenta la historia de Kanji Watanabe (Takashi Shimura), un burócrata hastiado con su trabajo y su vida que descubre que tiene cáncer de estómago. A partir de entonces intentará hacer algo que de sentido a su vida. Basada en la novela corta de Leon Tolstoi "La muerte de Iván Ilich" (1886), "Vivir" también es un reflexión sobre cómo el ser humano afronta la vida y la muerte en una sociedad marcada por lo superficial y la racionalización. También es "Vivir" una pesimista visión de la vida familiar, sujeta también al acomodo y artificialidad del cuadriculado Japón de la época. Y es que "Vivir" es una ventana impagable a la sociedad japonesa de principios de los 50, donde el traumático y radical abandono de la cultura tradicional (tras la II Guerra Mundial) enfrentaba a la población a dilemas morales y existenciales entre la nostalgia y la ira. Una de esas películas que te remueven por dentro y te hacen pensar acerca de la importancia de las cosas; con evidentes paralelismos con "Umberto D." (Vittorio De Sica, 1952), film

ID)) ?>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies