CINEBLOG.NET

Gran amante de pasear al margen de las normas establecidas para la narración cinematográfica convencional, Michelangelo Antonioni ("La noche", 1961, "Blow-Up (Deseo de una mañana de verano)", 1966, o "El reportero", 1975) rompió todos los códigos de género y de temática en esta historia entre el surrealismo y la metáfora, entre el romance y el sinsentido, entre el cine criminal y el retrato psicológico; que lanzó a la fama al director italiano, a su siempre complejo universo fílmico y a su gélida musa Monica Vitti. Antonioni aborda el film con mirada contemplativa, parándose en el subtexto, con un sentido del absurdo moderno y personal y una atmósfera enrarecida. La incomunicación y el aburrimiento como base de los conflictos emocionales se mezclan con la debilidad y fugacidad de la existencia en este film extraño y difícil que supuso el inicio de una nueva manera de entender el subgénero de 'chico-conoce-chica'. Anna (Lea Massari) y Claudia (Monica Vitti) son dos amigas que viajan por el Mediterráneo junto a Sandro, novio de Anna (Gabriele Ferzetti). Un día, tras una pelea, Anna desaparece en una isla. A la isla llegará el padre de Anna con la policía pero la búsqueda no dará frutos. Anna sigue sin aparecer, y entre Sandro y Claudia comienza un romance marcado por la reciente pérdida de su amiga. Antonioni y "La Aventura" son símbolos de su generación, de la renovación cultural y el espíritu revolucionario de una década en la que todo se repensó bajo la batuta del existencialismo 'sartriano', que provocaba tanto la frustración por nuestra condición de incompletos y abandonados (por Dios, por ejemplo), como el deseo de configurar, construir un sentido a nuestra vida. Así, el film nos sumerge en una experiencia simbólica, filosófico-cinematográfica, visualmente hipnótica y temáticamente densa en la que los personajes van desgranando con sus fríos diálogos una serie de conceptos que forman parte del repertorio recurrente de problemas filosóficos del ser humano moderno (la carencia de algo trascendente, la fugacidad de la vida, el miedo a la muerte, ...).   - Para gourmets del cine romántico para leer


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR